POR UN PUÑADO DE ESTOMAS

Igual que los poros de tu piel, los azufaifos (Ziziphus lotus) transpiran e intercambian gases a través de sus estomas. Estas aberturas presentan la peculiaridad de que en verano se encuentran totalmente abiertas como consecuencia del bombeo continuo de agua subterránea.

Una peculiaridad es que cuando más calor hace, es cuando esta planta alcanza su mayor cantidad de hojas convirtiéndose en un excelente regulador de agua, oxígeno y dióxido de carbono.

Sus raíces actúan como una bomba hidráulica elevando desde las profundidades flujos de agua, como si un corazón bombease sangre por todas sus venas y arterias.

Con el apoyo de