¿DÓNDE ESTÁ EL AGUA?

La respuesta se encuentra en el suelo, que ejerce de almacén, donde la arena y la grava dejan huecos que son rellenados por el aire y el agua. A estos almacenes los llamamos acuíferos y son la principal fuente de recursos para el regadío de los campos de Níjar y Almería, a pesar de la alta concentración en sal de su agua.

El cambio climático afecta a la temperatura atmosférica y las lluvias, ya de por sí escasas, concentrando los episodios de precipitación en periodos cortos e intensos. Esto tiene como consecuencia la afectación a los ecosistemas subterráneos y superficiales que necesitan de este agua para vivir.

Con el apoyo de